martes, 20 de septiembre de 2011

Pedimos las cosas "por favor" y damos las "gracias"

En Casa de Niños se transmiten los contenidos a través del juego, sin perder de vista el hecho de que los adultos somos el referente más directo.

- Niñas y niños descubren las ventajas de utilizar las fórmulas de cortesía en su entorno.

- Aprenden a decir “por favor”  y  “gracias”.

- Fomentan el gusto por el uso de estas palabras.

A partir de los dos años, niñas y niños han desarrollado su memoria y su lenguaje, y tienen un mayor control de sus impulsos. Es el momento de comenzar a aprender buenos modales y de adquirir conductas sociales.

Hay que empezar en seguida, desde el primer día, a educar (guiar) en los buenos modales, en la gracia y la cortesía.

Hay padres que piensan que estas cosas se deben inculcar más adelante, cuando el niñ@ ya tenga cierta edad y se le puedan explicar bien las cosas. Es un error.

Desde el momento en que nuestro hij@ es capaz de decir “papá”  y  “mamá”, ya está preparado para aprender a decir “gracias”.

Los modales se ubican dentro de la formación en los valores y, como tales, deben vivirse diariamente para que podamos asimilarlos e integrarlos realmente a nuestra personalidad.

Con cariño
Olivia Camacho Zárate
Guía de Casa de Niños de COEDI

sábado, 17 de septiembre de 2011

Fiesta Mexicana en COEDI


Coedi fiesta mexicana 2011

El 15 de septiembre festejamos en COEDI el 201 aniversario del grito de Dolores; en una hermosa ceremonia cívica rendimos honores a nuestra Bandera Nacional y la izamos en el hasta de nuestro patio central donde ondeó durante todo este día; también renovamos el juramento a la bandera y cantamos nuestro glorioso Himno Nacional.


 



Coedi Taller 2 representación Hidalgo


 

La ceremonia estuvo a cargo de los alumnos de Taller 2, quienes representaron momentos importantes de nuestra histórica lucha por la independencia.



Coedi Casa de Niños - poema
Los alumnos de Casa de Niños nos deleitaron con un hermoso poema coral y las alumnas de secundaria bailaron el "Son de la Negra".

Coedi secundaria - Son de la Negra





Después de la ceremonia cívica, tuvimos nuestra convivencia con juegos y comida tradicionales, organizado por la Asociación de Padres de Familia y en la que colaboraron también nuestros profesores de todos los niveles.

Coedi lotería

Coedi Madres de Familia

Coedi Ponerle cola al burro

Coedi canicas

Coedi antojitos tradicionales

Coedi Dardos a los globos

domingo, 11 de septiembre de 2011

La independencia del niño

La independencia es una conquista y ésta sólo se adquiere cuando el niño tiene experiencias propias, experimenta por sí mismo. El ser humano es libre cuando se realiza a sí mismo a través de sus experiencias, se desarrolla y no depende de las cosas.

Esta conquista del niño empieza desde su nacimiento liberándose del vientre de la madre. Otros pasos de esta conquista son el caminar y el lenguaje por el cual el niño se comunica expresando sus sentimientos y deseos.

Pero para que el niño conquiste esta independencia debemos proporcionarle un ambiente adecuado y proporcionado a su tamaño en el cual pueda trabajar continuamente.

Un ejemplo de situación que obstaculiza la independencia del niño sería el que nosotros colocáramos un material en un estante muy alto en donde el niño necesitara ayuda para bajarlo, entonces el niño dependería del adulto. 

En cambio, un ejemplo del material que usamos en el salón de clases para favorecer su independencia es el de los Marcos: con ese material aprende a vestirse solo, a amarrarse las agujetas, el suéter, etc., pero estos materiales no solamente tienen como propósito éste sino muchos otros.

El niño tiene oportunidad para decidir lo que quiere para su desarrollo y así ejercita la libertad; puede manejar su ambiente.

La Independencia es la base de la libertad, el amor a una persona; la libertad es la realización de la personalidad total. La libertad va con las leyes de la naturaleza y el hombre tiene una guía interna, un “maestro” que conduce a la independencia y libertad, el niño conduce su desarrollo por medio del ambiente y necesita a un adulto que lo guíe pero conservando su independencia y libertad. Para que el niño pueda tener una libre elección debe tener un orden y concentración.

Para esto existen los límites, que ayudan al niño a orientarse y obtener seguridad en sí mismo ejercitando así su libertad para que él sepa qué hacer o qué no hacer y qué es lo que quiere o lo que no quiere. 

Hay límites generales y personales ya que cada niño es diferente; se debe observar si éstos se respetan o no. Con éstos límites los niños miden al adulto por eso es muy importante que los respeten al igual que la guía.

Ayúdame a hacerlo por mí mismo” María Montessori.

Apenas el niño ha adquirido la independencia de las funciones el adulto que quiere ayudarlo se convierte en un obstáculo para él” Maria Montessori.

Estela Ortiz de Zárate Espinoza
Guía de Taller 2 en COEDI

lunes, 5 de septiembre de 2011

Cómo organizar tu casa para ayudar a tu hij@ (modelo educativo Montessori)

El enfoque de Montessori sobre las prácticas en la crianza del niño y la educación durante los seis primeros años de vida ponía un gran énfasis en tres ideas centrales:

1. En primer lugar y sobre todo, que debería haber el máximo posible de libertad física e intelectual para el niño.

2. En segundo lugar, que el entorno en sí mismo y la forma en que está dispuesto tiene una profunda influencia en el desarrollo y en el aprendizaje.

3. En tercer lugar, que la forma en que tratan al niñ@ los adultos que le rodean, especialmente los padres, tiene un profundo efecto en su desarrollo.

El entorno del hogar

Un papel fundamental de los padres es preparar la casa para su hij@, de manera que estas ideas se puedan convertir en posibilidades prácticas.

Para hacerlo así, en primer lugar, mira tu casa desde la perspectiva de tu hij@. Él, al fin y al cabo, forma parte de la familia y debería sentir que ocupa un lugar importante en ella.

Hay seis principios básicos a tener en cuenta cuando organizas la casa en torno a tu hij@:

A la medida del niñ@: En el ambiente Montessori todo está a la medida del niño. Es así porque es como Montessori la denominó literalmente la “casa dei Bambini” o la “Casa del Niño” y, aparte de los profesores, sólo los niños la utilizan. El hogar es diferente; desde luego, porque lo tiene que compartir toda la familia, pero es posible introducir mobiliario a la escala adecuada en las diversas habitaciones. El dormitorio del niñ@, por ejemplo, sólo lo utiliza él, por lo que esta habitación, al menos, se puede preparar a su medida. Por supuesto, habrá otras habitaciones en las que el niñ@, dependiendo de su edad, pueda participar y tener un lugar para sus propias cosas.

Contacto estrecho: El niñ@ comienza a aprender desde el momento en el que nace y, lo que es más, la mayor parte de lo que aprende sobre el mundo, su cultura, lenguaje y herencia, es a través de sus padres. Así pues, si es posible, trata de organizar tu vida de manera que tu hij@ pueda pasar la mayor parte de su tiempo cerca de ti: el padre, la niñera, los abuelos, la cuidadora. Incluso un bebé que no pueda aún sentarse debería estar cerca de donde tiene lugar la acción, cerca de la madre durante las horas de vigilia, donde pueda observar, oír y aprender sobre los sucesos diarios de su casa.

Libertad dentro de unos límites claros y precisos: Un niñ@ aprende estando activo, tocando cosas, saboreándolas, oliéndolas, escuchándolas y mirándolas atentamente. Cuando se le restringe en exceso, atado con correas o dentro de un parque, se están limitando sus horizontes. Aunque, evidentemente, se debe tener cuidado en garantizar su seguridad hasta que haya aprendido sobre los peligros de su entorno, los únicos otros límites a su libertad que se deberían considerar son aquellas actividades y conductas que la familia establece de común acuerdo como no permisibles. Si estableces una norma y luego encuentras que constantemente se está quebrantando, observa a tu hij@ y trata de comprender por qué no funciona: probablemente en esa norma, no en el niño, hay algo equivocado. Es posible que haya que cambiar o modificar la norma para que sea más apropiada a la edad del niñ@.

Implica a tu hij@ en la vida familiar: Si un niño está siempre relegado a su propia “sala de juegos” o si se le dice que se vaya a hacer algo mientras tú acabas lo que estás haciendo, no podrá aprender tan rápidamente como funcionar dentro de un grupo y como controlar su propio entorno y hacerse independiente. Es por medio de observar, ayudar y participar en las actividades cotidianas, tales como hacer las camas, lavar la ropa, ir de compras, cocinar y comer como parte de la familia, como tu hij@ aprende estas cosas fundamentales.

Atender las necesidades de tu hij@: Prepara el entorno para atender las necesidades del niñ@ y esto debe incluir no solo las necesidades físicas sino también las psíquicas. Recuerda que el niñ@ construye su personalidad única en interacción con el entorno y, para hacerlo de la mejor manera posible, se deben atender sus necesidades. Sus necesidades físicas se pueden identificar enseguida: alimento, vestido, cobijo y seguridad, además de espacio suficiente para moverse; pero tiene, igualmente, necesidades psíquicas y éstas incluyen amor, aceptación social y respeto por él como ser humano. Al proporcionarle estas cosas, le ayudas a desarrollar el respeto a sí mismo. Puesto que está en sus primeros seis años de vida, luchando por formar parte de su grupo cultural, necesita también aprender sobre su propia cultura e identificarse con ella.

La disciplina positiva: Es mucho mejor enseñar a tu hij@ a hacer las cosas de la manera correcta que concentrarse en corregirle cuando las hace mal. Si es necesario, prepárate a mostrarle una y otra vez cómo hacer algo, hasta que estés seguro de que comprende  lo que se le pide. Trata de ayudarle a desarrollar la autodisciplina, por medio del ejemplo, el estímulo y el razonamiento.

Si la casa proporciona al niñ@ un entorno similar y congruente con el ambiente Montessori que encuentra en la escuela, se facilita el desarrollo de la estructura mental fundamental de una personalidad humana plena.

Con cariño,
Olivia Camacho Zárate
Guía de Casa de Niños de COEDI

Adivinanza del periódico de Taller 2 (semana del 5 al 11 de septiembre de 2011)

Cuatro patas tiene
y no puede andar,
también cabecera
sin saber hablar
¿qué es?


Envía tu respuesta a direccion.general@coedi.edu.mx ; las 3 primeras respuestas correctas recibirán un premio en la ceremonia cívica del lunes próximo; recuerda que es requisito exhibir un ejemplar del periódico impreso para recibir tu premio.