miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un colegio Montessori la mejor opción de escuela (preescolar, primaria, secundaria)

¿Por qué un colegio Montessori es la mejor opción para educar a nuestros hijos?
Independientemente de que busquemos una escuela de nivel preescolar, primaria o secundaria, el modelo educativo Montessori ofrece las mejores posibilidades de desarrollo de las habilidades de cada alumno, además de que les permite adquirir un gusto especial por aprender, experimentar, investigar; los niños Montessori van a la escuela contentos: les agrada estar en su ambiente y trabajar en él.
Además, el aprendizaje a través de la experiencia directa con materiales diseñados especialmente para ellos, provoca en los niños un gozo particular al ir descubriendo, cada día, cosas nuevas y maravillosas; eso contribuye a construir una adecuada confianza en sus propias capacidades y desarrolla una sana autoestima que, en el futuro, les permitirá enfrentar la vida con mejores posibilidades de éxito.

Ambiente Montessori

Ambiente Montessori

En secundaria, los principios del modelo educativo Montessori constituyen una excelente base para desarrollar los programas establecidos por la Secretaría de Educación Pública debido a que se busca que el alumno tenga experiencias significativas para adquirir conocimientos que le permitan adquirir competencias específicas y que éstas se manifiesten a través de la realización de proyectos concretos en los que aplique los conocimientos y perciba su utilidad: eso es, en el fondo, una forma de aplicar el modelo educativo Montessori.

1 comentario:

  1. La Dra. fue una gran ecléctica que logró conjuntar lo mejor de los pensadores de su tiempo con la observación de los niños en un ambiente preparado para ellos.

    Su fin educativo es la autonomía en todos sentidos: intelectual al formar un pensador crítico, moral a través de la reciprocidad y el respeto mutuo, social al trabajar con sus pares, emocional a la seguridad que le brindan los límites, la educación de la voluntad y la autosuficiencia.

    He tenido la oportunidad de trabajar con los infantes en este contexto. De verlos crecer, de seguir sus trayectorias. Son ahora jóvenes críticos, reflexivos, creativos, diferentes, pero sobre todo pensantes.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Coedi-Blog